a) Tener a la venta en su establecimiento los productos que el mercado demande.

b) Garantizar el adecuado almacenamiento y conservación de las labores de tabaco.

c) Exhibir los productos en forma adecuada y neutral.

d) Exponer, en lugar visible del establecimiento, el título de la concesión, así como cualesquiera otras noticias, rótulos o carteles que establezca el Comisionado para el Mercado de Tabacos.

e) Mantener las instalaciones en adecuado estado.

f) Dirigirse al cliente con la debida cortesía, facilitando su elección con la información que se requiera sin inclinar la elección hacia productos determinados.

g) Cumplir con el horario mínimo de apertura establecido por la norma. En todo caso el horario de apertura estará expuesto al público.

h) Cumplir las obligaciones que respecto de la gestión personal de la expendeduría que se establecen en el Real Decreto 1199/99.

i) No realizar actos que afecten a la neutralidad del mercado ni supongan competencia desleal respecto de otras expendedurías.

j) Tener a disposición del público una lista de los precios de venta al público de las labores de tabaco.

k) Responder personalmente de las acciones u omisiones que supongan incumplimiento de la normativa concesional imputables a sus empleados o familiares afectos a la actividad.

l) Abonar al distribuidor mayorista los pedidos suministrados en las condiciones y plazos correspondientes.

m) Acreditar la superación de los cursos de formación para el ejercicio de la actividad del estanco que a tal efecto se homologuen por el Comisionado para el Mercado de Tabacos.

n) Cumplimiento de cualesquiera otros deberes reconocidos por las normas tabaqueras.